Sí, no leíste mal. Bruce Lee, el gran maestro de las artes marciales dejó un legado de sabiduría para todos los aspectos de la vida incluyendo el marketing turístico.
Este arte- marcialista, quizás el más famoso del mundo, desarrolló diversas facetas que lo llevaron a triunfar en el cine.
Pero además de eso, Bruce Lee se interesó mucho por la filosofía taoísta e incluso desarrolló su propio método de pelea.
De este mismo hizo un extenso libro del que se extraen estas citas y que tratan sobre cómo llevar la filosofía de las artes marciales a la acción, es decir a la vida entera.
Enfrentar enemigos en la arena o llevar a cabo retos importantes implica una actitud que puede resumirse en “estar consciente” que implica ser responsables de nuestro ser en la vida.
Aquí te presento algunos de los pensamientos de Bruce Lee que podemos aplicar en cualquier estrategia o reto que tengamos en la vida cotidiana y en el mundo del marketing.
Estrategias de Marketing Turístico- Alfredo Benítez
Aquí el maestro nos habla de ser maleables, tener la capacidad de adaptarnos a los cambios y en el mundo digital los cambios son casi todos los días.
Mantener una actitud siempre de aprendizaje hasta encontrar aquella manera de trabajar o vivir en la que nos sentimos totalmente cómodos y listos para desarrollar nuestro potencial.
El marketing turístico debe enfocarse en construir una propia experiencia de marca. Tu producto debe generar una vivencia, algo nuevo, que implique que tus visitantes sólo vivirán eso especial cuando disfrutan tus servicios.
Debes saber que en este mundo actual, la presencia digital es sumamente importante para hacer negocios y llevar a tu marca lo más lejos posible pero también es fundamental poder transmitir los sentimientos que tu producto ofrece.

 

Lecciones de Marketing Turístico
Aquí nos habla de que la vida, como el marketing turístico no tienen fórmulas que nos hagan llevar a cabo todo en automático.
Tenemos que vivir una vida siempre en el ahora o la repetición nos hará acomodarnos y dejar de mirar lo que se desenvuelve a nuestro alrededor.

Lo mismo en la vida real, a veces olvidamos que existe un mundo en movimiento que siempre está cambiando, por lo tanto exige de nosotros mantenernos en un momento presente para conectar con los demás.

También implica dar pasos atrás o cambiar la dirección en la estrategia si los resultados no son los esperados.

Ante todo evitar la frustración y aprender a vivir en el presente.
Para estar conscientes de nosotros y el mundo que nos rodea debemos respirar, conseguir un estado donde nos permitamos sentir:
  • ¿Qué pensamientos tenemos?
  • ¿Nos están ayudando a crecer?
  • ¿Convendría cambiarlos para cambiar cómo percibimos la vida?
  • De igual manera a la hora de trabajar con tu marca, debes pensar dónde está posicionada.
  • ¿Cuál es la experiencia que brinda tu producto turístico?,
  • ¿Quienes son tu mercado potencial y cómo te comunicas con él?
  • ¿Llevas a cabo estrategias que te permitan construir una marca alrededor de tus atractivos turísticos?
  • ¿Realizas evaluaciones sobre tu estrategia?
  • ¿Está funcionando como quieres?
  • ¿Qué circunstancias del presente puedes aprovechar para mejorar tu estrategia actual?

Alfredo Benítez - Marketing Turístico
Aquí estamos hablando de que no es impensable que tu marca llegue a oídos de todos y tus estrategias sean un éxito.
A veces cuando nos enfrentamos al mundo corporativo,  las empresas le apuestan a lo seguro en lugar de apostar por la novedad, el cambio que los puede colocar por encima de la competencia.
Esto no está muy lejos de algunas actitudes que en ocasiones tomamos en la vida.  
Debemos tomar conciencia que no tenemos todas las respuestas y que cambiar siempre es positivo cuando algo no está funcionando o simplemente no se siente correcto.  

Alfredo Benítez- Marketing Turístico
Cuando se emprenden grandes metas es necesario fijar objetivos a corto, a mediano y largo plazo.
Cuando miramos desde nuestro lugar, los triunfos se ven lejanos, parece que nunca podremos llegar.
Sin embargo, si fijamos pequeñas metas que podemos llevar a cabo día a día podemos alcanzar grandes avances sin notarlo y en el momento menos pensado ya estamos más cerca de los objetivos. 
Ya sea que veas las cosas como un juego o una guerra, el éxito personal se basa en una mezcla entre talento y la voluntad.

Pero es importante tener metas, porque de lo contrario no podemos alcanzarlas porque si no tenemos conciencia de quiénes somos no podemos saber como aprovechar todo nuestro potencial.

Los objetivos nos permiten vivir en el presente, nos obligan a tener una escala de logros que queremos ver entrar en nuestra existencia.

Así mismo, las estrategias digitales de marketing turístico, deben enfocarse en sus objetivos.
Si mi producto no tiene presencia en línea, ¿qué pasos debo hacer diariamente para construirla?
Si necesito vender determinada cantidad de paquetes turísticos en línea para el próximo verano, ¿qué puedo hacer hoy para, llegado el momento, tenga la fortaleza para alcanzarlo?

Cada día es fundamental para alcanzar la meta. Establecer pequeñas acciones que muevan nuestra vida diariamente es la mejor forma.

Pregúntate, ¿qué necesito hacer hoy para alcanzar el éxito?

¿Qué pasará si hago esto todos los días? Descubrir quizás que la constancia es la que nos hace avanzar.

Investiga en tus propias experiencias, para llegar a entender qué funciona para ti.”

Cuando nos enfrentamos a un reto, lo primero que debemos fijar son los objetivos.

Ya sea en una nueva etapa de la vida, un trabajo, comprar una casa o en el marketing, establecer metas de crecimiento, todos los días debemos encontrar nuestra propia voz.

Esto significa que tú o tu marca necesita hablar por sí misma para establecer una conexión con tu público meta.   

Puedes tener las mejores playas, los mejores sitios arqueológicos en tu destino pero si no creas tu experiencia de marca, estas conexiones serán cada vez más difíciles.

“Si quieres ver la verdad claramente, nunca te muestres a favor ni en contra. La lucha entre “a favor” y “en contra” es la peor enfermedad de la mente.”

En el desarrollo de tu estrategia, cualquiera que esta sea, ya sea en la vida o el marketing turístico es importante mantener una mente abierta.
Quizás le temas a las nuevas tecnologías o pienses que no es posible establecer conexiones emocionales con tus visitantes.
La verdad es que todo es posible usando las herramientas adecuadas y es importante no temerle al cambio en caso de que las cosas no marchen como deberían.
El mundo digital y el marketing turístico cambian constantemente, por lo que no podemos casarnos con una estrategia o comunicación.
A veces queremos que nuestra marca sea vista de tal forma, o que en la vida es necesario tomar posturas antagónicas con otro tipo de pensar.
La verdad es que cada paso que demos hacia una dirección siempre traerá nuevos retos pero es importante no quedarnos estancados en una idea.
Si una idea no esta funcionando no importa cuánto insistamos en ella, tarde o temprano nos veremos en la obligación de cambiar si los resultados no están apareciendo.
Lo importante es decidirse a cambiar a tiempo, antes de generar pérdidas o tener que recuperar mucho tiempo perdido.  

“El árbol rígido es el que más fácilmente se quiebra, mientras que el bambú o el sauce sobreviven gracias a su flexibilidad frente a la acción del viento.”

Esta cita se complementa con la anterior, si nos casamos con que nuestra marca “a fuerzas” debe ser vista de cierta forma, es posible que no encontremos la estrategia correcta para establecer conexiones.
Para eso necesitas conocer a quiénes estás hablando, tu público meta, y cuáles son las emociones que les hacen tomar la decisión de visitarte.
Lo importante de esto es que al conocer cómo piensa tu público tendrás una conexión más significativa con él, y eso es lo que hace una empresa y una estrategia exitosa.

“No temo al hombre que ha practicado 10.000 patadas una vez, temo al hombre que ha practicado una patada 10.000 veces.”

La constancia hace la fuerza y una vez que vives en el presente, consigues la estrategia correcta y los resultados que quieres, aférrate a continuar en ese camino.
A veces dejamos de lado nuestras fortalezas o cambiamos estrategias de acuerdo a cómo nos sentimos.
Contar con una buena estrategia para la vida y para el marketing turístico implica llevarla hasta al final.
Para ello debes tomar muchos pasos previos y vivir el proceso  prueba y error si estamos hablando de la vida.
Pero si hablamos del marketing turístico, debemos  conformar una estrategia  y mientras más rápido encontremos lo que te funciona será mejor para ti y tu producto.
Espero que te hayan gustado estas lecciones de Bruce Lee para el marketing turístico, deja un comentario si tienes alguno y nos seguimos leyendo.