¿Cómo saber si el amor es lo que resolverá todos tus problemas de marketing online?

En unos cursos de coaching que tomé hace más de 6 meses, durante una de la dinámicas, encontré algo que se denomina un contrato personal:

Soy un hombre amoroso, poderoso, empático y honesto.

Ha sido une experiencia única y diferente encontrar en mi mismo, a ese ser.  Al fin de cuentas, todos somos seres espirituales  viviendo una experiencia física.  Durante esta experiencia multisensorial, en este planeta, nuestros sentidos juegan un papel fundamental para nuestra supervivencia y la forma en que vivimos.

Nuestra mente, corazón y espiritu, juegan otro papel extraordinario, que sirve como guía para la toma de decisiones, en el día con día.  La mente y sus pensamientos, cuando se dirigen con determinadas intenciones, generan más pensamientos del mismo tipo; esto es, ahi en donde enfocamos nuestra atención, es donde vamos a tener más pensamientos y experiencias.  Y todo esto Alfredo ¿que tiene que ver con el marketing online?

amor_marketing_1

Wikipedia dice del amor:

 El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artístico, científico, filosófico, religioso). De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudes, emociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto.1

El marketing online,  un poderoso canal de interacción y relaciones personales.

Las relaciones personales, son todo.  En este mundo conectado, las relaciones pueden determinar el futuro de las marcas, personas, políticos y hasta de los países.  Dime con quien y como te relacionas, y te diré como te irá, podría ser un nuevo refrán popular.

 El amor en todas sus formas, facilita las relaciones humanas.  

Si alguna vez has estado enamorado, seguramente entiendes lo que se siente.  No dejas de pensar en la persona amada, quieres estar con ella todo el tiempo, quieres dormir, comer, y otras actividades cositas…  Además, buscas cualquier pretexto para llamarle, estar al pendiente, preguntar como está, y anda uno caminando con cara de idiota por todos lados (a algunos se nos facilita).

amor_marketing_2

 

Si te fijas, el amor, lo que genera es una fuertísima conexión afectiva, emocional y psicológica entre las dos partes involucradas en la relación.  Y no solo eso, el amor hace que procures a la otra parte, sabiendo y queriendo su bienestar, protección y libertad de acción.  El amor, en la mejor de sus fases, está basado en la compasión, la colaboración y la búsqueda del bienestar.

Con estos conceptos en la mente, podemos basar nuestras acciones de marketing, para que el bienestar que busquemos en nuestras relaciones digitales, esté fundamentado en el amor.

¿Amor en estos tiempos?

Yo creo que si.  Precisamente y por la velocidad de los tiempos y como se está generando todo a velocidades vertiginosas, debemos procurar a nuestras relaciones desde el amor.  Un amor que no sea egoísta.  Que sea con un auténtico interés de proveer el más alto valor y bienestar a la gente que hace el favor de leernos, de compartir con nuestra empresa, marca, producto o servicio, tiempo y espacio.  Desde aquel que se toma el tiempo para dejarte un comentario o darte un “like” hasta aquel que simplemente consume el contenido que generamos.

Imagina esto: comienzas todos los días sabiendo que la gente que lee tu información, es como alguien que amas.  ¿publicarías información de baja calidad o vulgar?  Ciertamente no.  Al contrario, tu proceso de pensamiento sería algo como esto:

  • ¿Qué es lo que más le gusta?
  • ¿Esto le puede agradar-emocionar?
  • ¿Se ve lindo?
  • ¿Es algo que le va a servir?
  • ¿Lo hará sentir bien cuando lo vea-lea?
  • ¿Le gustaría comentarlo o compartir la experiencia con sus amigos más cercanos?
  • ¿De qué forma lo hago sentir especial, único y que estoy interesad@ en el/ella?

Bueno, creo que esa es la idea.  Al fundamentar nuestras acciones en el amor, generamos una nueva forma de ver las relaciones digitales.  Una forma que realmente contenga una intención de proveer el mejor contenido, información, prácticas y sobre todo, un genuino interés por el bienestar de nuestra audiencia, en otras palabras, de las personas que comparten con nosotros su tiempo y espacio.

amor_marketing3

Comenzar con el amor propio

El principio de toda relación es amarse a uno mismo.  Si me acepto y amo tal cual soy, esto es un amor sano.  Es verdad, todos somos perfectibles, y en este proceso llamado vida, es super importante el desarrollo personal, sin perder de vista que ya somos seres extraordinarios con múltiples talentos y capacidades.

Mientras más amor tengamos por nosotros, nuestro trabajo, nuestra familia, y por nuestro mundo, podremos orientar nuestras acciones hacia la consecución del bien común.  En la medida que tengamos la capacidad de identificar el amor que tenemos por nosotros mismos, podremos compartirlo.

El amor hacia los demás

Es verdad, vivimos en un mundo donde la economía es una necesidad, pero, ¿por que no hacer que ese intercambio de energía entre las personas, esté fundamentado en un genuino interés por el bienestar del otro? En otras palabras, en el amor puede ser un vehículo de mejora para nosotros mismos, nuestras marcas y obviamente para las personas que se relacionan con nosotros.

En la medida que trabajemos para poder alcanzar el amor universal, es decir que podamos amarnos a nosotros mismos, a los demás y a la naturaleza, podremos tener una perspectiva muy diferente de como hacer las cosas.

Gracias por leer.

Estamos Conectados.