En el mundo hiperconectado, hipercompetido, hiperinformado e hipercomunicado, el desarrollo de nuevas competencias de pensamiento y conducta, se han convertido en un diferencial, que además de ser ya necesarias, son determinantes para el logro de nuestros objetivos en estos tiempos de vértigo.

1. Design Thinking

El diseño, desde el punto de vista del marketing, es una herramienta que permite mejorar la apariencia de productos y servicios.  Desde la perspectiva del diseñador, es una filosofía de vida, que permite sintetizar mensajes y comunicarlos de la mejor forma posible.  La optica del nuevo marketer, respecto al diseño se debe basar en cuanto a su metodología.

DEBE saber de diseño, para conocer, entender, y empatizar con la audiencia, target, mercado meta, o persona.  Es necesario ya que el proceso de diseño, implica usar ambos hemisferios cerebrales, lo creativo y lo lógico, para lograr mejores propuestas de valor para la marca que esté representando.

El pensamiento de diseño en pocos años reemplazará la forma en que enfrentamos los problemas sociales, empresariales, gubernamentales, y de nuestra vida en general.

El marketer, debe saber y conocer sobre diseño, en todas sus disciplinas, desde el diseño gráfico, industrial, de comunicación, y en el modelo de negocios.

Recomiendo ampliamente el libro de Alexander Ostrander sobre Business Model Canvas.

design-thinking

2. Creatividad

Esta competencia, no es nueva, sin embargo, creo que como marketers, es super necesario el desarrollarla mediante sistemas, prácticas y metodologías más rigurosas.  Ir más allá del brainstorming, y realmente hacer de esta habilidad, un must.  Complementa perfectamente el pensamiento de diseño o design thinking.

La creatividad puede ser desarrollada en diferentes áreas, y sabemos que la creatividad y el diseño, son habilidades que bien administradas y aplicadas, pueden ser fuentes de generación de propuestas de valor para nuestras marcas, productos y servicios.  Desde un SCAMPER, Serendipity, Matrices morfológicas, jugar con Lego, existen cientos de estrategias y técnicas que pueden ayudarnos a ser más creativos y obtener mejores resultados en todos nuestros proyectos.

Saber hacer mapas mentales y usar software para esto acelera nuestros procesos creativos.

Existen cientos de estrategias, recomiendo El pensamiento creativo de Edward de Bono y Creatividad en la Empresa de Mauro Rodríguez

creatividad

3. Fotografía

En un ecosistema digital, la velocidad de la comunicación es determinante.  El poder transmitir clara, creativa inmediatamente un mensaje, es clave para comunicarnos.  La fotografía, que ahora tenemos cámaras espectaculares en nuestros móviles, será una habilidad que si no sabemos explotar, puede generar una enorme diferencia en como nos ven a nosotros y nuestro trabajo.

Desde las selfies hasta las fotografías de comida que compartimos en Instagram; mientras más interesantes, bonitas, y emotivas sean, mejores realidades podremos transmitir.  Y esto contribuye también al legado o historia digital que permanecerá en los servidores de internet para el futuro.

La fotografía transmite una realidad espacio-tiempo que se graba en la memoria del espectador, además de que se convierte en un documento social.

 

El video, hermano menor de la fotografía (en el sentido histórico) sería un 12avo poder.  En otro post, abordaré el tema a profundidad.  Gracias a @Stashtoxic por su observación.

ceviche-

 

 

4. Tecnología

Si, la tecnología.  Aun hay cientos de marketers que no usan la tecnología para el desarrollo de sus proyectos.  

 Si bien no solo se trata de entender como funcionan las redes sociales, el ir un poco más allá, e investigar sobre como la tecnología puede acelerar nuestros procesos, ahorrar tiempo, dinero y recursos.

Saber usar medianamente bien las plataformas de colaboración, calendarios, herramientas de administración de proyectos y demás, contribuyen en gran medida a los resultados de nuestras iniciativas.

Si no te atrae mucho la tecnología, prepárate.

tecnologia-en-marketing

4. Empatía

¿Cómo vamos a enamorar a alguien si no sabemos que necesita? ¿Cómo sorprender, positivamente, a las personas que nos interesan?  Mientras mejor nos conozcamos a nosotros mismos, más fácil es el conocer a los demás.

El tener una actitud empática, y de auténtico interés en crear un bienestar por los demás, va cambiando nuestra perspectiva de marketing;  Solo cuando nos ponemos en los zapatos del otro, entendemos.  Y si entendemos al otro, es más fácil conectar con él.

El reto al ser empático es que el ego, esa descripción incierta de nosotros mismos, se entromete. Y nos obliga a ver desde su perspectiva, la realidad de los demás.  Cuando somos empáticos, no interesamos sinceramente en la otra persona, olvidando nuestro interés personal.

Esto permite conectarnos con el otro, de forma profunda, emotiva y sincera.

empatia-ponerse-en-zapatos

cambiar lo que es, por lo que queremos que sea.

El acceder a un nuevo nivel de generación de valor para nuestra audiencia o mercado, simplemente entendiendo, humanizando y conociendo sus necesidades reales, emocionales, psicológicas y de pertenencia.  En otras palabras, tener propuestas de valor que sean útiles, memorables y que impacten positivamente en nuestros mercados y sus vidas.

5. Creación de Contenidos

Parece que esta disciplina será el futuro de muchos marketers.  El tener una visión editorial, de alta calidad, con enfoque en las necesidades, utilidad y entretenimiento de las audiencias de sus marcas.

Saber sobre como se generan contenidos, su distribución y de que forma podemos crearlos para atraer a nuestras audiencias, es, y será, determinante para diferenciarse en el maremágnum de información que vivimos.

Todo esto incluye tener un entendimiento real de nuestro mercado audiencia.

Puedes revisar: La guía del marketing de contenidos

marketing de contenidos

6. Organización

El multitasking está más que comprobado que no funciona, no es eficiente ni efectivo.  Solo mediante el trabajo concentrado, podemos desarrollar verdaderos proyectos que sean significativos.

Tenemos que acostumbrarnos a organizar nuestras actividades, proyectos, y todo lo que deseamos hacer con nuestro tiempo, que por cierto, es un recurso no renovable.  El tiempo que inviertas hoy en cualquier actividad, deberá de reflejarse en un retorno.  Estamos pasando del ROI al ROT, retorno sobre la inversión al retorno sobre el tiempo invertido.

El tiempo es un factor estratégico para tu vida, tu marca y tu empresa.

 que te permite ganar tiempo de calidad, movilidad y el tener otras experiencias en este planeta azul.

 

 

7. Motivación y determinación

Si ya sé, es trillado, sin embargo, son competencias que no todos los marketeros poseen, simplemente en ocasiones nos estancamos pensamos que no hay nada más allá de lo que vemos.  Necesitamos romper esquemas, atrevernos a hacer cosas diferentes.  Es necesario auto-motivarnos, por que si esperamos motivación desde el exterior, o de otras personas, vas a quedarte esperando.

Cuando salimos de nuestra zona de confort, es incómodo al principio, pero esta simple acción de hacer cosas que normalmente no haríamos, nos va dando más control sobre nosotros mismos, y nos da energía.  La energía psicológica y emocional que obtenemos nos motiva, nos hace sentir bien, y con esto podemos seguir realizando cosas que antes quizá no te imaginabas que eran posibles.

Cuando estés planificando algún proyecto nuevo, pregúntate ¿que cosas estoy asumiendo?  ¿que pasaría que hago esto de otra forma? Y simplemente, hazlo.

El trabajo en equipo es crucial para todo esto.  Y si además de auto-motivarte, puedes motivar a tu equipo a hacer mejor las cosas excelente.  Hay que poner a rodar la rueda.

8. Hablar, escuchar

El manejo del lenguaje, exponer claramente tus ideas, es una habilidad importantísima. De lo contrario ¿cómo vendes tus ideas? ¿cómo te vendes a ti mismo?

Tenemos 2 oídos y solo una boca, esto es para escuchar el doble de lo que hablamos, solo cuando escuchamos atentamente a los demás, podemos entender, conocer y estructurar mejores propuestas, proyectos e ideas que mejoren nuestro entorno.

Podemos usar las redes sociales para escuchar, que dice la gente, de que se queja, que es lo que publican.  Todo esto es un reflejo de quienes somos, de cómo somos, de qué es importante para nosotros.  Aprendamos a escuchar, interesadamente.

9. Conocer

La diferencia entre información y conocimiento, está en la experiencia.  He conocido cientos de personas que son lectores, y que citan de memoria libros, citas y demás información.  Pero de estos, muy pocos han experimentado o llevado al plano práctico o material, las ideas que leen.  Esto es un error.  La información adquiere un valor real, cuando la pones en práctica.

¿De qué sirve leer los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, si no practicas ni uno? ¿Conoces las 22 leyes inmutables del marketing, cómo lo aplicas? ¿Leíste ya Todos los libros de Kotler, Hammer y Champy, Seth Godin y los posts de Alfredo Benítez :P?, si no lo ponemos en práctica, no sirven de nada.

Se quedan como libros en un estante que solo se empolvan y los usas cada vez que tienes una duda.

La experiencia te da una perspectiva muy enriquecedora de las teorías.  Es una forma de aprender a materializar las ideas y sistemas de otros, en el tuyo propio.

10. Sembrar para cosechar

Esa es una verdad universal.  

Si tenemos objetivos claros y bien dirigidos, y trabajamos de manera constante para llevarlos de la mente o imaginación a la realidad, es muy factible que esto suceda.  El reto está en no perderse.

Nos distraemos con muchas cosas durante el día, gente, notificaciones, Facebook, películas, y olvidamos que tenemos una sola vida.  Hay que tenerlo en cuenta.  Si tu no controlas tus propias acciones, alguien más lo hará. Trabaja en tus proyectos.

El compartir y asignar tiempos para tus amigos, familia, viajes, cultura, aprender, pensar, permite ir sembrando lo que mañana cosecharás.

11. Compartir

Antes de la era de internet, era mucho más difícil conseguir información.  Y he de confesar, que me costaba mucho trabajo compartirla.  He cambiado esa perspectiva, y veo que mientras más compartimos, más información, conocimiento, y oportunidades regresan.

Si puedo compartir mis experiencias y conocimientos, seguramente yo podré aprender de otros; de esta forma nos vamos enriqueciendo.

Es el cambiar del yo, a nosotros.  Si logramos compartir lo que encontramos, verás que la vida, el marketing y las relaciones, se tornan más amables.

Gracias por leer.