¿El contenido que compartes no tiene suficientes likes y retweets?

¿Te quedas sin ideas para compartir contenido?

Si estás dedicado a tus propias cuentas o manejas las cuentas para alguien más en social media, sabes que la creación de contenido es, en muchos casos, un verdadero reto.

Ahora bien, ¿que sucede cuando tienes una estrategia de contenidos? Y no solo es saber que vas a compartir.  Una verdadera estrategia de contenido está basada en objetivos de comunicación de marca, posicionamiento, y creación de imagen.

1. Define a tu audiencia

Si, si es muy importante.  De hecho es lo más importante en todo el proceso de diseño de estrategia.  Mientras más profundamente conozcas a las personas con las cuales estás interactuando en social media.  Debes conocer a tu audiencia hasta el punto de saber que piensan antes de dormir, que les quita el sueño, sus aspiraciones y miedos, sus frustraciones y problemas.  

 Así que comienza por analizar tus propias fortalezas, como describo en este post.

conoce a tu audiencia

definir la audiencia es importante

2. Piensa en los temas

Si ya analizaste a tu audiencia, al punto de que sabes que es lo que realmente necesitan, sienten, piensan y hablan, aquí es donde puedes decidir sobre que temas vas a “conversar” en el social media.  Estos temas deberán estar basados en dos puntos muy importantes:

  • Tus objetivos de comunicación de marca
  • Información relevante para tu audiencia

Si lo que quieres promover es algún servicio, o producto, genera una lista de alrededor de 25 – 50 temas que consideres puedes hablar o compartir en social media.  Mientras más mejor.  Cuando termines la lista, puedes ir moviendo cada uno de estos temas, a una segunda columna que diga: “Relevante para mi audiencia”, esto quiere decir que de una u otra forma, resuelva algún problema o laguna de conocimiento, para ellos.

3. Piensa en los formatos

Fotografías, artículos, posts, actualizaciones, tweets, videos… tienes una montonera de formas en comunicar tu mensaje, de forma relevante para tu audiencia.  Selecciona lo que más te convenga dependiendo de tus capacidades de diseño y producción.  Y si puedes apoyarte con algún diseñador o diseñadora, será más que recomendable.  Recuerda que el diseño es el lenguaje del sentimiento, y en una sociedad rica en información y escasa de tiempo, la gente valora más el sentimiento que la información.

4. Integra tu día a día

El que compartas única y exclusivamente contenido, frases, videos y demás, puede generar una imagen algo rígida.  Te recomiendo que como muchas personas, compartas cosas triviales del día, tu desayuno, si sales a correr, una foto del parque, la foto con la persona con quien estás reunido y así.  Cuida las formas, ya que también hemos visto que la gente comparte fotografías no muy adecuadas o comentarios con palabras altisonantes (mentadas de madre pues…)  Claro que si esto es parte de tu personalidad, adelante.  

 

Comparte y comenta.  Gracias.