La productividad,  es el patito feo de las habilidades personales.

Se valoran más el branding, la creatividad, la estrategia, el hablar en público y otras.  Lo curioso es que al ser productivos, podemos desarrollar mejor todas las otras habilidades que necesitamos para fortalecer nuestra persona.

La intención

La intención es uno de los elementos más poderosos que tenemos como seres humanos.  Con nuestra intención podemos proyectar nuestra vida desde dentro.  Es bien sabido que no solo estamos hechos de carne y hueso, si no que también intervienen nuestra mente, nuestro espíritu, alma o como prefieras llamar.

La intención es la suma dirigida de todos estos diferentes elementos para lograr realizar algo.  Cuando tenemos una clara intención, una verdadera intención de hacer o lograr un proyecto o cometido, ponemos nuestra intención a trabajar.  La intención se compone de un gran deseo por obtener o lograr algo.  Nuestras intenciones son la guía que dirigen los colores, texturas y matices que pueda tener nuestra vida… y nuestros proyectos.

 

La atención

Cuantas veces te sucede, que quieres comprar algo, digamos un smartphone en específico, o un coche, y por el simple hecho de desear ese objeto, o de tener la intención de obtenerlo, comienzas  a ver el objeto en prácticamente todas partes, comienzas   darte cuenta de  que el smartphone que quieres, lo tienetu vecino, al ira a comer, lo trae el señor de la mesa de al lado, vas al cine y la jóven delante de ti, trae el smartphone que quieres.

Bien, a esto se le llama atención selectiva, y va de la mano con nuestras intenciones, que también pueden ser nuestros objetivos, metas, solo que a un nivel mucho más profundo.  Cuando estamos enfocados en nuestras intenciones, comienzan a surgir ideas del exterior, del interior, de todos lados… ves todo desde la perspectiva de tus intenciones, y el mantener el enfoque en esta atención, basada en tu intención hará que te pongas en…

productividad-personal1

La acción

El simple hecho de tener intenciones y poner atención en lo que deseamos conseguir, no es suficiente para poder lograr nuestras intenciones.  Es necesario que exista la acción, es decir, que te pongas a trabajar en lo que quieres lograr.  Sonará muy trivial, sin embargo, parece que así funcionan las cosas ¿o no?.

Quieres algo y comienzas a pensar en ello, imaginas como te verías, te ves usando, haciendo llamadas (sigo con el ejemplo del smartphone) empiezas a detectar ofertas y comienzas a hacer lo posible, y en algunos casos, hasta lo imposible por conseguirlo.  El ponernos en acción no solo para conseguir un smartphone, si no para cualquier emprendimiento, es extremadamente importante, es crucial para que las cosas sucedan.  Si tu no haces lo que quieres lograr  ¿Quien lo hará?  La acción, el ponernos a trabajar inmediatamente en el logro de nuestros objetivos será una gran diferencia en lo que haces todos los días.

La repetición

En muchas ocasiones comenzamos algún proyecto nuevo, queremos escribir diariamente, o producir videos 3 veces por semana (*cof cof*) y cuando vemos que requiere un esfuerzo que nos saca de nuestro bien conocido “círculo de confort” es cuando muchos tiramos la toalla, matamos el pavo (así decimos en Yucatán, México) o nos damos por vencidos.

La gran diferencia entre una persona profesional y una que no lo es, es precisamente, la constancia y la disciplina.

El profesional hará las cosas, tenga ganas o no de hacerlas, por que sabe, que al hacerlas de manera constante, irá poco a poco, perfeccionando su técnica.  Si abandona al tercer día, no será lo mismo.

Nuestro mundo ahora está lleno de notificaciones, emails, llamadas, twitter, facebook, y cientos de interrupciones más.  Si nos acostumbramos a que todo lo que nos rodea, dirija nuestra atención, puede distraernos de nuestras intenciones.

Si contamos con una estructura para nuestras actividades, y que también sea flexible, podremos ser más productivos,  tomar mejores decisiones y obtener mejores resultados.

Te agradezco el que comentes, compartas y el que te suscribas a mi newsletter.  Buen día.